miércoles, 29 de noviembre de 2017

Persevera y triunfarás, Séneca

La perseverancia implica determinación en el bien, en la vida recta, es caminar sin cansancio cuando el camino es difícil. No hay que confundir la perseverancia con las ideas fijas, con la pertinacia, con las personas incorregibles.
La perseverancia se podría decir es esa tenacidad que necesita lo bueno para alcanzar un fin determinado. Tomas de Aquino nos explica que la pertinacia, es decir el sostener las propias ideas y opiniones mas de lo debido, es lo opuesto a la perseverancia. Ser incorregible es lo opuesto al perseverante.