domingo, 26 de noviembre de 2017

La felicidad es el premio a la virtud, Aristoteles

Aristóteles es autor de numerosos libros: Ética a Nicomaco, Acerca del alma, Retorica, Política. Recordemos que hay dos divisiones del alma y del hombre. La filosofía griega y esto viene de Platón, en la República, el alma se divide en: razón, pasión y deseo. La división cristiana del hombre es cuerpo, alma y espíritu. Esta ultima división la vemos en 1 Corintios 2:14 y en 1 Tesalonicenses 5:23.
El deseo de felicidad es el deseo natural del alma, pero Cristo y luego los padres de la iglesia, nos explican con las bienaventuranzas que el simple deseo de búsqueda de la felicidad es en realidad felicidad opinada.
Esta expresión: "la felicidad es el premio a la virtud", la plantea en un primer momento en sus libros Aristóteles, en especial en ética a nicomaco y luego en el desarrollo de su pensamiento plantea que la felicidad como tal y propiamente corresponde a la virtud perfecta, es decir aquella virtud que no admite un proceso de completamiento. Ejemplo: la equidad completa a la justicia, la justicia no es una virtud perfecta. Concluyendo correctamente que la felicidad es el resultado de la virtud mas perfecta: la contemplación, que es la actividad propia del sabio.