sábado, 25 de noviembre de 2017

Cristo, el buen maestro

Seguir al buen maestro, buscar la perfección, es vivir de acuerdo al espíritu como nos enseña el evangelio en Marcos 12:31; hay textos similares relacionados a la expresión de Lucas 6:40: "Por lo tanto, sed vosotros perfectos como vuestro padre celestial es perfecto" Mateo 5:48, los dones espirituales son perfecciones y existen distintos grados de perfeccion espiritual nos explica el Teólogo Tomas de Aquino; otro: "Jesus dijo a Simón Pedro: Simon, hijo de Jonas, me agape mas que a estos? Si maestro, tu sabes que te Philia".
Philia en este esquema representa un estado intermedio entre el bien y el mal, ágape en cambio la perfección del bien.
La perfección como tal, como un estado ultimo, es alcanzar la misma sabiduría de Dios: "ser sabios como Dios es sabio". El texto en Lucas 6:40: cuando el discípulo llegue a ser perfecto sera como su maestro, el termino maestro se refiere seguramente a los doctores en sabiduria del mundo antiguo, la palabra "mago" se deriva de un termino arameo anterior que significa maestro o doctor en sabiduría. De ahí los reyes magos que van a ver al niño Jesús en el pesebre.
Los antiguos doctores en sabiduría eran aquellos dotados del "ágape", de la vida eterna y la gracia de sabiduría, dones necesarios para enseñar a través de la "escucha sagrada", la palabra de Dios.