martes, 28 de noviembre de 2017

A veces para conocer un valor es primero necesario conocer su opuesto, Aristóteles

Aristoteles desarrolla en sus libros Ética Nicomaquea y Ética Eudemia la teoría de la virtud. En sus libros sostiene que la felicidad es una cierta actividad del alma y que es el bien que todos los seres humanos desean unánimemente y que para alcanzar este deseo de felicidad surge la virtud.
El concepto de las cuatro virtudes cardinales como: templanza, fortaleza, justicia y prudencia; es un desarrollo ulterior de la escuela Tomista. Aristóteles no nos habla de un "arte de vivir", sino de un "vivir bien", de un bienestar acompañado de virtud..
El autor se plantea la idea de sabiendo que es la virtud, como nos volvemos virtuosos. Aristóteles sostiene que hay dos clases de virtud, la dianoética y la ética. Por dianoéticas entendemos aquellas que se originan en la enseñanza, y por ellos se requiere experiencia y tiempo; y por éticas aquellas que se originan por las costumbres. Es por esto, por la existencia de las vitudes dianoéticas que se necesita a los maestros. Entre las dianoéticas podemos aprender, a través de la experiencia, algunas conociendo su primero su opuesto. Es decir podemos conocer la liberalidad conociendo la prodigalidad, y asi.